Te quiero

[…] Pero creo que me querías, ni mucho ni poco, me querías y punto. Siempre he pensado que los que dicen «te quiero mucho», en realidad te quieren poco, o tal vez añaden el «mucho», que en este caso significa «poco», por timidez o por miedo a la contundencia de «te quiero», que es la única manera verdadera de decir «te quiero». El «mucho» hace que el «te quiero» se convierta en algo apto para todos los públicos, cuando, en realidad, casi nunca lo es.

También esto pasará – Milena Busquets

Recuerdo el primero. Nunca he sentido tanta plenitud, tanta felicidad, tanta seguridad, como al decir estas dos palabras por primera vez. Desborda. Desde luego, no es apto para todos los públicos. Es tan trascendente, tan transformador, tan íntimo… Es una apuesta. Y te sientes fuerte, segura, completa, pletórica.

También recuerdo el último. El que duele. Y joder. El último…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s